article header

Alquiler de vehículo con conductor, instrucciones

El principio del alquiler de vehículo con conductor ha encontrado su sitio en el mercado. Para los transportistas, puede ser muy útil con vistas a hacer frente a circunstancias como picos de actividad, rutas ampliadas o necesidades muy puntuales. Le explicamos el procedimiento.

Alquiler de vehículo con conductor: un valioso catalizador de la agilidad

Aunque se originó en Francia, la práctica de alquilar vehículos (furgonetas, camiones, etc.) con conductor se ha extendido por toda Europa (Bélgica, Reino Unido, Alemania, etc.). Esto permite a los transportistas ofrecer soluciones altamente flexibles a una gran variedad de situaciones en el mundo profesional.

Naturalmente, pensamos en necesidades que pueden ser muy específicas. Por ejemplo, la necesidad de un camión de gran capacidad para empresas que suelen operar con vehículos más pequeños. O el hecho de precisar un vehículo con una particularidad técnica (un camión grúa, por ejemplo) para una aplicación muy concreta.

También cabe pensar en casos donde las competencias no estén disponibles internamente; la búsqueda de un vehículo de alquiler con conductor, aunque sea temporal, representa entonces un catalizador de la agilidad. También podemos mencionar una necesidad muy específica, como la gestión de un pico de actividad o una densificación de las rutas. En función de la situación, nos orientaremos hacia los alquileres de larga duración (con posibilidad de combinaciones estacionales o periódicas), los de corta duración (de un día a un mes) o incluso los de duración media (de uno a seis meses). En cada configuración, un contrato establece las normas de uso y devolución, así como las condiciones de precio por adelantado.

En cualquier caso, esto permitirá no perder oportunidades comerciales no necesariamente previstas, preservando la calidad de sus servicios y liberando tiempo para planificar las operaciones y gestionar una posible transformación.

En general, varios sectores han integrado el alquiler de vehículos con conductor en sus usos: la gran distribución, la industria de la construcción y obras públicas (con su amplia gama de agentes económicos, como el transporte de materiales, por ejemplo), la petroquímica (petróleo, gas, productos químicos, incluidos los materiales peligrosos), la industria alimentaria, etc.

¿Qué ventajas aporta?

Tanto si se trata de una situación temporal (por ejemplo, un pico estacional) que tensiona la carga de trabajo, o más a largo plazo, recurrir al alquiler de vehículos con conductor garantiza que su calidad de prestaciones y servicio se mantenga intacta gracias a la flexibilidad de los contratos, la única referencia válida a ojos de sus clientes.

Además, en términos financieros, usted opta por una solución contractual y transparente. Es difícil mencionar importes concretos, ya que pueden variar según la duración del alquiler, el tipo de vehículo, los servicios contratados, etc. Pero lo más importante es que esta solución evita las grandes inversiones y la inmovilización de capital. Por tanto, se adapta a su actividad sin alterar el equilibrio de su tesorería. Hay que tener en cuenta que invertir en camiones que cumplan mejor las normas medioambientales también puede ser una forma de lograr ahorros.

Y si tiene que plantearse inversiones estructurales, ¡será una buena señal! Esto indicará que el aumento de la actividad se ha tornado un crecimiento real y sus nuevas necesidades son sostenibles y compatibles con su modelo de negocio.

Vehículo y conductor adecuados: algunas buenas prácticas

En un contexto de estas características, las ventajas del alquiler de vehículo con conductor son numerosas si se siguen unas sencillas reglas.

En primer lugar, es aconsejable recurrir a un profesional de alquiler reconocido, que puede ser ya su socio para los vehículos en alquiler de larga duración sin conductor. Así, además del asesoramiento del que puede beneficiarse, tendrá acceso a una amplia selección de vehículos recientes* (vehículos utilitarios ligeros, camiones, furgonetas, vehículos especiales) con el conductor adecuado. Sin embargo, sabemos bien lo difícil que resulta encontrar conductores cualificados hoy en día en el mercado laboral. Y aún más especializados, incluso a través de la contratación temporal. Además, evita el riesgo de desestabilizar a sus equipos, ya que estos conductores reciben regularmente formación sobre buenas prácticas como la seguridad y la conducción ecológica.

Asegúrese de que el proveedor de servicios que ha elegido se encargue de la gestión administrativa del vehículo y del conductor, en particular del contrato de trabajo y de la cuestión del seguro (aspectos importantes y complejos en el caso de una actividad para toda Europa); así ahorrará tiempo y podrá estudiar la situación a la que se enfrenta con tranquilidad.

*La flota media de las empresas de alquiler es dos veces más reciente que la flota total en circulación en Francia (fuente: TLF)

Partagez cet article
Compartir este artículo