Header green trucks
Transporte & Logística

Energía eléctrica, ¿la alternativa ideal para vehículos pesados limpios?

A medida que las normas europeas se hacen cada vez más estrictas, la presión medioambiental está empujando a las empresas de transporte a que sus flotas de vehículos pesados de mercancías sean más respetuosas con el medio ambiente. Frente a una red de carga eléctrica europea desigual y a la limitada duración de la batería de los vehículos que a menudo viajan largas distancias, ¿es la energía eléctrica la alternativa ideal?

¿Está llegando a su fin el tiempo de los camiones contaminantes? Frente a la conciencia mundial de los problemas medioambientales y a unas normas cada vez más estrictas para limitar las emisiones contaminantes (Euro V en 2009 y Euro VI en 2013), esta posibilidad parece más relevante que nunca. En marzo de 2019, el Parlamento Europeo aprobó el requisito de una reducción del 15% en las emisiones de CO2 para 2025 y del 30% para 2030. Como resultado, cada vez más empresas de logística y distribución están haciendo sostenibles sus flotas de camiones convirtiéndola en vehículos más limpios y ecológicamente más responsables.

Gama: una debilidad persistente de los vehículos pesados eléctricos

El rendimiento de los vehículos pesados eléctricos está demostrado: los camiones eléctricos 100% están completamente libres de emisiones cuando se utilizan. Este es un buen punto cuando se considera que los camiones con motores convencionales de combustión interna representan por sí solos el 6% de las emisiones en Europa de CO2, según estudios realizados por la Comisión Europea. Además de las emisiones contaminantes generadas por estos modelos, también debe tenerse en cuenta la contaminación acústica causada por dichos vehículos. Una vez más, la energía eléctrica promete una reducción significativa de este problema, ya que los vehículos eléctricos son completamente silenciosos.

Sin embargo, los vehículos eléctricos se enfrentan a un obstáculo importante: su gama. Aunque los fabricantes de todo el mundo están trabajando para ampliar la gama de vehículos eléctricos, ésta sigue siendo limitada. Este es un obstáculo importante para los muchos camiones que realizan viajes de larga distancia. Una red de recarga europea desigual y las consiguientes dificultades de recarga contribuyen a la complejidad de adoptar vehículos pesados eléctricos y, por el momento, limitan su uso a un entorno esencialmente urbano. La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles estima que se necesitarían 90.000 puntos de tarificación pública para desarrollar el sector. Otro argumento en contra de la energía eléctrica es el costo de las baterías, que pueden aumentar rápidamente, pero también su tamaño. A medida que aumentan de tamaño para permitir viajes más largos, su capacidad de carga disminuye y los costos totales de compra aumentan, minimizando la competitividad de la empresa.

La clave: equilibrar el mix de energía

Aunque actualmente los vehículos eléctricos no pueden constituir el grueso de la flota de vehículos pesados, hay una amplia variedad de opciones para combinar. Es probable que los camiones diésel sigan siendo una importante solución de transporte de larga distancia durante varios años más, pero todavía es posible añadir otras alternativas a la combinación energética, como el gas natural licuado, que ofrece una gama comparable a la del diésel, pero emite menos CO2 y contaminantes, especialmente biogás natural para vehículos. Para paquetería y transportistas de media distancia, otras soluciones técnicas como el gas natural (no licuado), AVH sintético (aceite vegetal hidrotratado o xTL), biodiésel (B100), o bio-etanol se están desarrollando y es probable que se hagan más populares con la ayuda de las autoridades públicas. El uso de pilas de combustible (que producen su propia electricidad a partir de hidrógeno) también podría permitir combinar las emisiones cero de los camiones eléctricos con la gama proporcionada por los camiones convencionales. Sigue pendiente una pregunta clave para las empresas: ¿cómo pueden combinarse estas soluciones en sus flotas de vehículos para conciliar el respeto por el medio ambiente y la rentabilidad económica? Aunque cada fabricante presenta la solución técnica que tiene disponible, no es fácil comparar todas las tecnologías existentes y su relevancia. Las empresas de renting multimarca pueden dar respuestas, como hace FRAIKIN, ofreciendo a las empresas una comparación de la eficiencia de cada solución técnica según el tipo de uso del vehículo.

Partagez cet article
Compartir este artículo