Optimización de Flotas: La importancia de mirar hacia el futuro … y también en concepto de usos

Dada la disruptiva económica causada por la pandemia global, las empresas deberían estar preparando su estrategia post-Covid. Identificar posibles ahorros, mejorar la productividad de la flota… Hay muchos conceptos, todos ellos requieren anticipación y un enfoque muy metódico. El Director de Innovación del Grupo FRAIKIN Olivier Dutrech nos lo explica.

Desde el inicio de la crisis sanitaria del COVID-19, se ha producido una ralentización de las empresas y sus trabajadores sin precedentes, y el tema de la optimización de la flota ya está en la agenda. Una vez la situación se active, la mayoría de sectores buscarán un control de los costes y por lo tanto la anticipación es crucial. Para Olivier Dutrech, Director de Innovación, “lo que tenemos que hacer primero es pensar en la realidad de los usos, no sólo para mejorar el presente sino sobre todo para mirar hacia el futuro.”

Midiendo el TCO correctamente

La flota de una empresa es reflejo de su negocio, que debe evolucionar según los objetivos globales de la compañía. “Pero la dificultad mayor para los jefes de flota o directores de compañía es distanciarse lo suficiente para analizar el coste de cada concepto que comporta el TCO (Total Cost of Ownership o Coste total de Propiedad) de su flota”, observa Olivier Dutrech. El primer paso es lanzar una fase de diagnóstico. “Ya que sólo podemos optimizar aquello que podemos medir, necesitamos tener una visión global de la flota”. La tarea comienza definiendo una regla para nombrar cada tipo de vehículo. «Hacer la conexión entre los vehículos de la flota, el uso real y su gestión, lo que se hace con ellos, es el segundo aspecto clave de esta fase de auditoría que consiste en mapear la flota».

Los expertos y consultores de FRAIKIN pueden ayudar a las empresas a conciliar los datos relacionados con los usos reales de la flota, respetando al mismo tiempo la confidencialidad de estos datos, y con el objetivo de mejorar los hábitos del personal. Para asegurarnos de que este servicio es completo, también comparamos los resultados basados en nuestros sistemas de referencia y bases de datos, teniendo en cuenta las especificidades de los sectores de actividad de nuestros clientes.

No todas las optimizaciones son iguales

Lanzar una estrategia de optimización de flota es sólo viable si se establecen los objetivos que deseamos conseguir. “Cuando hablamos de optimización, a veces sólo pensamos en reducir costes. Pero també se trata de mejorar la productividad de la flota o reducir su impacto en el medioambiente” señala Dutrech.

En todos los casos, la agrupación y el análisis de datos son fundamentales «para comprender principalmente los usos y luego medir los resultados logrados por el proyecto de optimización; porque la idea es que será la primera etapa de un enfoque de mejora continua” añade Olivier Dutrech. Si no hay una instalación telemática, los expertos de FRAIKIN pueden aprovechar los datos proporcionados por las soluciones que se pueden conectar a la toma del encendedor de un vehículo, un sensor que recoge datos cruciales.

Para que la optimización sea efectiva, el conocimiento del equipo y sus usos debe considerarse en relación con los objetivos de dirección. “El hecho de que las opciones sean apoyadas dentro de la empresa es clave para el éxito del proyecto, destaca Olivier Dutrech porque las recomendaciones siempre llevarán a consecuencias prácticas y organizativas para el personal. Opciones que deberán ponerse en práctica sobre el terreno».

De TCO a TVO

Pero analizar las cuentas de la flota únicamente vía TCO tiene sus límites. Es por eso que los expertos de FRAIKIN también utilizan otro concepto: TVO que representa el Valor total de la Propiedad. La idea aquí es tener en cuenta todos los cargos asociados a la flota, incluyendo ésos que no aparecen instantáneamente en las cifras. “Un buen ejemplo es el caso de un pinchazo, explica Olivier Dutrech.

El cambio de neumáticos son costes visibles. Pero desde una perspectiva de TVO un pinchazo también significa el tiempo en que el vehículo no está operativo, la pérdida de resultados operacionales, unidos a la necesidad de enviar un vehículo de sustitución para llegar a los compromisos de entrega, el tiempo administrativo necesario para pedir un neumático nuevo, y posteriormente su cambio… es decir, diez veces el coste aparente”. Pensar en términos de TVO en vez de TCO en un proyecto de optimización de flota, es a menudo mucho más profundo y ayuda a identificar muchas áreas que podrían mejorarse.

Partagez cet article
Compartir este artículo