Transporte & Logística

Semirremolque: la tecnología al servicio de la seguridad

EPISODIO 1: SERIE SEMIRREMOLQUE – Garantizar un transporte extremadamente seguro de las mercancías pasa por diferentes tecnologías, asociadas principalmente al semirremolque. Luces, neumáticos, puertas… Examinemos con detalle todas las sutilezas tecnológicas para reforzar la seguridad.

«¡Sucede periódicamente que haya operarios de almacén dentro de los semirremolques y que el camionero arranque sin ser consciente de ello!» Olivier Dutrech, Director de innovación y de Fraikin Business Solutions.

El vídeo: la herramienta imprescindible de la prevención

Hoy en día, el vídeo juega un papel fundamental en materia de seguridad, y los semirremolques no son la excepción a esta innovación. Así pues, se colocan varias cámaras estratégicamente en el interior y en el exterior del semirremolque.

En el interior de la caja, las cámaras permiten simultáneamente asegurarse de que nadie se ha quedado bloqueado y también comprobar el porcentaje de ocupación del semirremolque. De hecho, los transportistas se aseguran así de que sus mercancías están bien estibadas y de que la optimización es máxima. Si se considera que una carga no es rentable, principalmente porque las mercancías aprovechan bien la superficie del suelo pero no la altura, entonces toma el relevo otra innovación: se puede instalar un puente intermedio a la mitad de la altura de la caja para poder crear un piso y, por lo tanto, disponer de un almacenamiento doble de la mercancía. No obstante, habrá que asegurarse de que el peso de la caja no sobrepasa el límite máximo autorizado.

En el exterior, las cámaras permiten tener una visión global del espacio del camión en el ecosistema vial. «Los sistemas “bird-view” o “360°” permiten que el conductor tenga una visión desde arriba de toda la carretera. Por eso, las cámaras se colocan en la parte trasera por encima de las puertas, o a la altura de la matrícula, y lateralmente con una cámara en cada lado del semirremolque», explica Olivier Dutrech.

También se recomienda un radar activo de marcha atrás para promover la seguridad de todos. Este radar activo se conecta al sistema de frenado. «Si detecta una presencia o un obstáculo, controla instantáneamente la velocidad de la marcha atrás, e incluso llega a parar completamente el semirremolque si fuera necesario».

La luz: un problema importante de seguridad, sobre todo por la noche

Además de las cámaras, las señales luminosas juegan un papel extremadamente importante. La señalización luminosa, de noche, sigue siendo un auténtico medio de comunicación de seguridad.

Se pueden instalar barras de desplazamiento en ambos lados de la caja para alertar específicamente a los usuarios de la carretera de que un camión está en proceso de carga o de descarga y de que tienen que sortearlo. Estos puntos luminosos funcionan en correlación y se encienden unos tras otros, de manera rápida, para ser muy visibles.

A veces se producen accidentes simplemente porque la zona de carga/descarga no está bien delimitada. Para solucionarlo, se instala una innovación consistente en un láser en la parte trasera de la caja o a la altura de la plataforma trasera. Una vez en funcionamiento, este proyector láser dibuja un rectángulo luminoso en el suelo, lo que permite asegurar la zona.

La geolocalización, punta de lanza de la seguridad para las mercancías de alto valor

Ya la denominemos geofencing o corridoring, esta función de geolocalización del semirremolque protege principalmente los transportes de productos de lujo o de material de alta tecnología. «¡Hasta que el semirremolque no se encuentre en una zona geográfica previamente definida, resultará imposible abrir sus puertas! Las zonas de apertura se definen con antelación, y se conectan a un GPS, vinculado él mismo a la cerradura de las puertas. El conductor solo no puede decidir sobre la apertura de las puertas y, por lo tanto, el material permanece seguro incluso en caso de atraco», comenta Olivier Dutrech.

La geolocalización tiene una auténtica función que desempeñar en los semirremolques ya que, aunque pueda parecer sorprendente, un semirremolque puede confundirse fácilmente con otro y ser enganchado por error. Aparcados a menudo en zonas inmensas de carga, periódicamente se producen intercambios involuntarios de semirremolques.

Anticiparse a los pinchazos gracias a los neumáticos conectados

El TPMS –Tyre Pressure Monitoring System– reúne tecnologías asociadas a los neumáticos que permiten subsanar los problemas de pinchazos.

Volver a hinchar sus neumáticos mientras circula, ¡es posible! Una válvula situada en el neumático está rematada por un tapón conectado a una bomba y mide periódicamente la presión del neumático. En caso necesario, el inflado puede producirse de forma automática, mientras se circula o con el camión parado.

Otra alternativa: un sensor, situado alrededor de la llanta, mide también la temperatura de esta última. Cuando la llanta empieza a recalentarse, eso es una señal de pinchazo… Midiendo la temperatura de la llanta y la presión del neumático, se evitan las consecuencias de los pinchazos o bien podemos anticiparnos a ellos en el caso de un pinchazo lento.

El multiplexado o cómo facilitarle la vida a un conductor y reducir los riesgos de accidente

Para optimizar las diferentes acciones que debe realizar el conductor, se puede optar por el multiplexado. Esta técnica consiste en unir diferentes equipos eléctricos o electrónicos de un vehículo para que funcionen de manera coordinada.

«Por ejemplo, se puede programar que al activar el freno de mano se enciendan todas las luces del semirremolque. O incluso que se levante la puerta cuando se active la plataforma trasera. Esto, además de optimizar la seguridad, le ahorra tiempo al conductor en sus acciones», argumenta Olivier Dutrech, Director de innovación y de Fraikin Business Solutions.

Robo de combustible: prevenir los peligros gracias a una alarma conectada

Según la Federación Nacional francesa de Transportistas por Carretera (FNTR ), se roban más de 20 millones de litros de carburante al año. El depósito de combustible de un vehículo de transporte requiere, por lo tanto, una atención muy especial.

Varias tecnologías, además de las válvulas antisifón, permiten equipar al vehículo contra el robo de carburante. Para protegerse del peligro y hacer huir a los delincuentes, se puede instalar en el camión un sistema de sonda conectado a una alarma, conectada a su vez a un smartphone, que avisa inmediatamente en caso de descenso anormal del nivel de combustible.

En resumen:

La seguridad de un vehículo pasa por la comprensión de todos los riesgos potenciales. La tecnología viene, por lo tanto, a reforzar todos los elementos que representan una amenaza para la seguridad del conductor, de los operarios de almacén, de los usuarios de las carreteras o de las mercancías almacenadas en el semirremolque. Se observan así avances cada vez más eficaces respecto a las luces, el vídeo, la localización de los semirremolques, las aperturas, los neumáticos o incluso el carburante.

Para más información: ¡Manténgase conectado a las innovaciones de los semirremolques! Nuestra serie continúa: Pronto los dos próximos episodios, dedicados a la aerodinámica (2) y a la unidad de refrigeración (3).

Partagez cet article
Compartir este artículo